Diario de un ajedrecista en entrenamiento. Prefacio.

De todas las ideas concebibles que pueden abarcar aquellos conceptos clave del juego de ajedrez, no cabe la menor duda que es imposible mejorar en él sin haber asimilado conscientemente sólo las mejores abstracciones de obras cuya dedicación a expresar los fundamentos en este arte, ilustran eficazmente y sostienen con honor su naturaleza eterna. Y es por esto que cómo preámbulo a la redacción de mis memorias en relación con el ‘juego-ciencia’ y sus elementos, me parece lógico definir las referencias principales que motivan mi ánimo a registrar un progreso del entrenamiento ajedrecístico, a manera de orientación e ilustración de qué principios dan sentido al trabajo didáctico en esta disciplina.

Varios libros que he leído son los que han aportado más de una razón a que me enfoque con seriedad a ponderar y escribir de ajedrez, no con la intención de imitar o replicar las ideas que grandes pensadores han manifestado en el tema, un afán injustificable, sino con el objetivo de producir un esquema real de cómo se adquiere la experiencia auténtica de progreso natural en el ámbito de los sesenta y cuatro cuadros. Para empezar a tener una idea de lo que realmente importa en el desempeño crítico del juego, se debe reconocer el hecho de que el simple conocimiento teórico no basta para desarrollar una percepción aguda en su aplicación viva, pero tampoco el prescindir totalmente de teoría, que dirige relativamente las diversas posibilidades que surgen de la estrategia con propósito, sino concentrar y equilibrar su práctica y aprendizaje en aquellos componentes de mayor valor instructivo es en lo que se basa este progreso independiente de quién dedica su esfuerzo a entender el ajedrez. Aunque la abundancia de literatura, perspectivas y métodos relativos a este aprendizaje no es un factor aliciente para nutrir el entusiasmo de perfeccionar la técnica precisa, aún más teniendo en cuenta que cada ajedrecista es un caso único de fortalezas, debilidades y talento. Por ello, decidí que si en verdad quería desarrollar mi propia destreza para jugar bien, sería imprescindible aprender de acuerdo a una estructura sistematizada, únicamente de las obras de mayor calidad posible y descartar toda literatura superflua que no aporte conceptos edificantes perdurables. Entonces, ¿qué libros podrían servir a este propósito didáctico tan específico? Buenos autores no faltan, y seguro que estoy omitiendo alguno de calidad, pero hasta el momento de redactar este prólogo es posible destacar las obras de Aron Nimzowitsch, Emanuel Lasker, Mark Dvoretsky, Artur Yusupov, John Nunn, Jacob Aagaard, Efstratios Grivas y aquellas colecciones de partidas magistrales editadas y comentadas por campeones mundiales cómo Anatoly Karpov, Garry Kasparov, Vladimir Kramnik o Viswanathan Anand, en total recomendables para la formación de todo buen ajedrecista. Eso en cuanto a la preparación conceptual, es decir, sólo el contenido puro de estudio; y en contraste, la materia práctica que complementa el aprendizaje activo es abarcable, por ejemplo, según las pautas que J. Aagaard fomenta de este modo:

El ajedrez es cuestión de intuición, preparación y cálculo, todo junto. Tener una gran comprensión de su dinámica no es lo mismo que basarse únicamente en elementos tácticos. Además, y esto es importante, si quieres convertirte en un jugador de talla mundial es necesario encontrar tu propia comprensión del ajedrez. Ningún entrenador o libro puede guiarte durante todo el camino hasta la cima. Tienes que encontrar tu propia comprensión de la partida, tu propio estilo.”

Con esto en mente, fue entonces que me dediqué a investigar los matices del juego a un nivel más técnico y abstracto, de lo cual surgieron ideas respecto al entrenamiento y la percepción filosófica-objetiva del juego que plasmé en El Autónomo Ajedrecista, Graduación del Jugador, Conceptos Imprescindibles y Estilos; mas ahora que está claro cómo dirigir el ejercicio de la destreza, me resulta imperativo ser consecuente con aquellas ideas y presentar en detalle un reporte de su aplicación efectiva.

d985123d705c362fe78a1e753dfd0365--chess-books-chess-art.jpg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.